En esta entrada queremos reflexionar poniendo el foco en que nos sucede a las madres y padres que dudamos, que no tenemos claro, que sentimos ciertas dudas o no sentimos con igual de claridad el valor e impacto que tiene en la vida de nuestros hijos e hijas la práctica del Mindfulness como las pueden tener otras actividades que queremos que aprendan desde su infancia.

 

Para nosotras esta muy relacionado con  las Intenciones y las Expectativas  que tenemos como  amas y como aitas.

C. Willard define las Expectativas como “desilusiones esperando ocurrir” y es una definición que nos gusta mucho y que nos hace mucho sentido ya que cuando conectamos con las expectativas, podemos reconocer el sufrimiento que aparece en nuestras vidas cuando estamos deseando que aparezca o se dé un resultado concreto, a la vez que la realidad te muestra una cosa diferente a lo que tú estás deseando que sea, lo que puede llevar al agotamiento si las cosas no se desarrollan como uno quiero o al orgullo si funcionan.

Y como en tantas otras cosas que nos suceden en la vida, lo mismo nos ocurre con el Mindfulness. Si ponemos expectativas demasiadas altas en la practica del Mindfulness para con nuestros hijos e hijas, esto tiene cierto peligro, ya que si esperamos que todos los niños y adolescentes estarán en breve felizmente meditando y disfrutando de los beneficios de la práctica de mindfulness …..nuestra experiencia nos dice que serás  un candidato o una candidata a desilusionarte y dejar a un lado la práctica del mindfulness en un plazo relativo corto en el tiempo.

En cambio si estableces Intenciones más que metas o expectativas te centrarás en un proceso que puedes influenciar más que en el resultado que no lo puedes controlar.

Nuestra experiencia nos dice que llegarás a disfrutar de los beneficios de la práctica del Mindfulness ya que irás despacio, con integridad, respetando las intenciones originales de la Práctica de Mindfulness.

Y es que las Intenciones nos indican donde estamos, manteniéndonos centrados en el viaje… más que en el destino final. Y esto es de gran relevancia porque estamos hablando de colocarte en la vida con una mirada diferente…. desde  un lugar en el que no solemos estar.

Cuando les ofrecemos Mindfulness a nuestros hijos e hijas por primera vez, mas que esperar  que sean ellos los que  lancen a su propia practica, podemos relajarnos  todos y todas  al mismo tiempo, soltando nuestro apego al resultado y permaneciendo presentes a lo que está sucediendo en el momento, sea cual sea la experiencia.

Quizás la mejor Intención que podemos tener es crear una conexión con nuestros hijos e hijas, al mismo tiempo que les enseñamos a vivir mas conscientemente.

      “¿Qué significa para ti el Mindfulness? “

“¿Porqué quieres que tus hijos lo aprendan?”

                       “¿Qué quieres tú ?”

… Son preguntas que os lanzamos para que os sirvan de espacio de reflexión y de clarificación.

Si quereis mas información o queréis aprender la Practica de Mindfulness para vosotros o para vuestros hijos e hijas, podéis conversar con nosotras o entrar en nuestra web igelaadi.com

Equipo de Igela Adi

Ilustración de MuxotePotoloBat – MaternalidadFácil –

 

 

Telefonoa:
688 739 147
Correo electrónico:
info@igelaadi.com